La política queda a deber a los jóvenes

Difícil combatir la mala imagen de los Diputados: Robespierre Lizárraga

Muchas voces se entremezclan, el chasquido de cubiertos, periódicos hojeados, risas a la distancia. Es un rumor ensordecedor y dulce. Su oído está acostumbrado a soportar esa marejada vocal, para que su voz se escuche planteando precisiones que lleguen a ser argumentos.

Sabe que con horas de trabajo entre el calor y con ‘terregales’ en el rostro, hay quienes pueden dudar que sea Diputado de la actual legislatura en Sinaloa. Pero una vez que habla y explica se disipa cualquier duda. Transita del dato, a la argumentación con el agridulce sabor de la retórica. Convence con los conocimientos que meten al análisis las ventajas, los inconvenientes y las comparaciones.

Es Robespierre Lizárraga Otero, Diputado del Partido Sinaloense, quien conversa en exclusiva para Proyecto Tres en un restaurant de la Capital de Sinaloa.

Jóvenes y aspiraciones

Aunque legalmente ya rebasó la brecha de los jóvenes, lo sigue siendo. Eso sí su mesura no es la de un chamaco, está forjada por su origen estudiantil y por el gasto de horas en libros de derecho y de otros temas.

“El futuro se construirá con el trabajo de hoy. Uno siempre aspira, pero no tengo proyecto inmediato”, asienta al preguntársele por una posible ruta rumbo a la Alcaldía de Culiacán en el 2016.

Se le insiste.
“Evidentemente me gustaría”, pero esclarece que solo con trabajo, capacidad y compromiso se sustenta una aspiración y que de momento su labor está concentrada en la tarea de dinamizar el Congreso que propone su grupo parlamentario coordinado por el Diputado Héctor Melesio Cuen Ojeda e integrado además por Rosario Sánchez Zataraín.

“Ahorita yo sé que para sustentar alguna aspiración tengo que demostrar trabajo, si no se demuestra trabajo, capacidad y compromiso, pues la verdad se ve uno hasta mal cuando dices yo aspiro o yo podría”.

A los jóvenes, a la educación, a la ciencia y a la tecnología aún se les queda a deber en el país. Pero ya hay oportunidades y otro camino. Definitivamente a los jóvenes no se les han dado todas las oportunidades que deberían de tener, por eso se abren nuevos espacios políticos donde si se les toma en cuenta, estima.

“Es difícil como joven abrirte camino pero ya es más fácil que antes, si hay nuevos digamos espacios de participación, se ha luchado por muchas décadas para que los jóvenes tuvieran espacios de participación reales en la política, en la toma de decisiones, ya los está habiendo y pues el que esté un servidor como diputado local es muestra de ello”.

Coyuntura para prender

Ocupar un lugar en el Congreso del Estado es sin duda una experiencia extraordinaria para él por sus orígenes, su condición socioeconómica y su edad.

“Para mi fue sorprendente que se me presentara la oportunidad tan pronto, yo si pensé que se pudiera presentar en cualquier momento, pero me llegó muy pronto…esa es una oportunidad que me dio la sociedad, la democracia”, comenta. “Evidentemente vivimos en otros tiempos donde la ley da mayores oportunidades de participar con más equidad en una contienda, eso hizo que ciudadanos como Héctor Melesio Cuén, como Rosario Sánchez Zataraín y un servidor Robespierre Lizárraga estemos en el Congreso”.

Le queda claro que estar en el Congreso del estado además de la gran responsabilidad y del gran honor que representa, es una oportunidad trascedente para aprender.

“Cada día ahí es como un curso intensivo de diversos temas, no solamente por lo ardua que tienen que ser las lecturas, los estudios y racionamientos de muchos temas. El tratamiento de gestiones, de problemas, de demandas sociales que se ventilan también a través del Congreso del Estado que de alguna manera todo eso forma”.

Sabe del doble compromiso que tiene al formar parte de un grupo parlamentario que debuta en el escenario político de Sinaloa y el que la sociedad viva y vea el trabajo que realizan.

“porque si bien fuimos muy bien recibidos en nuestro debut electoral con un 14 por ciento, 124 mil 276 votos respaldan al Partido Sinaloense como la tercera opción política, nosotros queremos no solamente que prevalezca esta opción política queremos hacerla crecer para la próxima elección del 2016 que lo vamos a hacer solamente con el resultado de nuestro trabajo”, subraya.

Marcar huella

Su café solo ha reclamado dos sorbos de él. No dudó para contestar: Cómo marcaría su huella el PAS en el Congreso.
“La está marcando desde el primer día que llegamos. En palabras de nuestro Coordinador Parlamentario y Presidente del Partido el Diputado Héctor Melesio Cuén Ojeda, buscamos meterle mayor dinamismo al proceso legislativo”, puntualiza.

Luego empieza a resolver la ecuación clásica de la congeladora al recordar que la primera propuesta de su partido fue una reforma a la Ley Orgánica del Congreso para que el trabajo en comisiones tenga términos más cortos, más claros y sea más constante.
“Porque ubicamos que la llamada congeladora, es que se meten las iniciativas, se les da primera y segunda lectura y se manda a comisiones y esa es la congeladora y ahí se quedan”.

“Hay muchas propuestas que duermen el sueño de los justos, hay propuestas muy buenas, muy viables y hasta necesarias. Y hay otras que por más bien intencionadas que sean pues son inviables, tanto presupuestalmente como jurídicamente, pero eso lo tenemos que determinar como Congreso, hay que decir sí o no a determinada iniciativa, y eso es lo que no se está haciendo, hay que dictaminar, hay que emitir las decisiones por parte del legislativo para dinamizar este proceso. Dentro de todas estas iniciativas hay algunas que si proceden y otras que no van a proceder”, comenta.

No se ha podido contra la Congeladora

La pregunta fue directa: ¿Se ha podido con la Congeladora de la que se habla siempre ?. La respuesta es a bote pronto.
“No, aun no. Para sacar adelante temas relevantes para Sinaloa, por ejemplo, hubo la necesidad de que se diera un acuerdo político como lo es Compromisos por Sinaloa y solo así, a través de Compromisos por Sinaloa, es que se empiezan a ventilar temas importantes para la vida del estado desde la política, economía, seguridad pública”.

A pesar de las críticas que pesan sobre Compromisos por Sinaloa funciona para sacar adelante muchas iniciativas importantes para el estado y para mostrar que existe voluntad política a pesar de la diversidad de opiniones, reconoce.

“Si ha habido un gran avance por mucho que se le ha criticado, ya el hecho de que nos sentemos las diversas fuerzas políticas a hablar y plantear temas donde hay posiciones encontradas”.

Hay temas donde va a ser evidentemente muy difícil ponerse de acuerdo como partidos y que todos firmen la misma iniciativa, afirma.

“Pero digamos que Compromisos por Sinaloa ha servido en esta primera etapa del Congreso del Estado para dar algunos resultados y algunos más que están por venir”, acota.

Mala imagen

Hay toda una imagen entre la ciudadanía de que el Diputado a veces no cumple con su trabajo, que solo levanta el dedo y que legisla al vapor. Lo piensa rápido.

Es difícil combatir la mala imagen de los Diputados, se tiene que romper la inercia con un gran trabajo, sostiene.

“Para romper la inercia la tenemos que romper a base de resultados, ser más abiertos, más propositivos y evidentemente ser más eficientes en nuestro trabajo”.

En México y en Sinaloa las instituciones peor evaluadas se puede decir son las policiales y a los Diputados. “No hay aquí en la banqueta nadie que te hable bien de algún policía y de un Diputado y para ello han influido los mismos Diputados, los mismos políticos y porque no decirlo, los medios de comunicación”, concluye.

¿Qué ocurió con el 51 bis?

Aunque ya está el compromiso del Gobernador del Estado Mario López Valdez de derogar el artículo 51 bis recién aprobado, se sigue hablando del tema.

El Diputado Robespierre Lizárraga Otero hace un recuento de lo sucedido.

En aras de implementar un sistema que aspira a tener una procuración de justicia más eficiente y efectiva, más científica, más profesional, en la que pueda confiar la ciudadanía, se hicieron las armonizaciones.

Acudió al Congreso el Coordinador del Consejo Técnico para sacar adelante en Sinaloa el tema el nuevo sistema de justicia penal Jorge Romero Zazueta y explicaba que el estado debía emitir la declaratoria de adopción del nuevo sistema para no descender en el escaño nacional.

“Nosotros preocupados por esas afirmaciones., es que recibimos las iniciativas para armonizar nuestra legislación local con los lineamientos que desde el nivel federal se mandatan para la adopción del nuevo sistema de justicia penal, así se hizo”.

Urgencias

“Le entramos al bote pronto” admite.

“La verdad, no tuvimos la oportunidad de hacer el análisis que se debiera y nosotros con la presión de no ser omisos como Congreso de que por culpa del Congreso del Estado, ya casi veíamos la nota en un futuro, no empezó el sistema de juicios orales en Sinaloa en octubre, porque debió de haber iniciado en junio, pero se prorroga para octubre, y con esa presión nos sentamos a analizar, con la premura de tiempo. No por las vacaciones, la verdad, es porque se iba a acabar el periodo”, explica.

Y particularmente acerca del artículo 51 bis, cuando se hace el planteamiento de esa regulación y qué se quiere lograr y cuál es el espíritu, se les decía claramente por parte del equipo técnico jurídico del Congreso que se buscaba resguardar celosamente la escena del crimen o donde se haya suscitado un hecho delictivo, resguardarla de manera tal que no vaya a entorpecerse el proceso de investigación que el nuevo sistema de justicia penal busca fortalecer.

Además abunda, “se busca que tengamos un sistema de investigación policial profesional, científico y técnico. Esto involucra que cuando se presenta un hecho delictivo la escena del crimen, tenga que ser resguardada con la mayor pulcritud o buscando ser estrictos para no contaminarla como hablan algunos investigadores y policías”.

Esos argumentos sin duda eran positivos.

Por otro lado, la regulación también buscaba proteger los derechos de la víctima, la dignidad de la víctima y los de las personas que tenga alguna afinidad con la víctima.

“Se nos habló de proteger también los derechos del presunto imputado recordando que este nuevo sistema hace hincapié en el principio de inocencia y teniendo en cuenta esos razonamientos es que nosotros le dimos para adelante al artículo 51 bis”.

Evaluación

En ningún momento se habló de regular la actuación de los medios de comunicación, aclara.

“En ningún momento se habló de regular el trabajo periodístico, mucho menos de coartarlo, lo que se buscaba con esa regulación era proteger la escena del crimen, los derechos de la víctima y los del imputado”, apunta.

Con el corto tiempo que se tuvo y con la presión por sacarla adelante se hizo y no es justificante, asevera el legislador.
Aun no pide su desayuno. El buffet no le apura.

“Nosotros accedimos a entrarle al tema y pudiendo decir saben que, no tenemos el tiempo necesario para hacer los razonamientos prudentes para entrarle a esta iniciativa, pues el Congreso de buena fé y de voluntad, le entra al tema”.

Con la fuerte oposición mediática el Congreso inmediatamente reacciona y se manifiesta la voluntad de derogar el artículo 51 bis.
“El 19 de agosto se va a sacar adelante…”, concluye.

Queda asentada la conveniencia de mantener la reforma para que quepa la posibilidad de resguardar la escena del crimen, los derechos de la víctima y del presunto imputado y dejar sin cortapisas a la libertad de expresión.

Políticas bien intencionadas

La verdad es difícil abrirse camino como jóvenes, reitera.

Pero sí ya hay una nueva generación de políticos en donde se empiezan a ver los espacios de jóvenes.
Se viene un ambiente positivo a pesar de que las políticas gubernamentales solo han sido bien intencionadas, aunque poco efectivas.

“Yo no quisiera decir que simulan o que se busca nada más aparecer en la foto, yo quiero pensar que han sido poco efectivas, a lo mejor también poco respaldadas en términos presupuestales, pero si en materia de atención a la juventud a nivel nacional siento que se ha descuidado, digamos, no se ha apoyado como se quisiera”.

Y agrega, “por ejemplo nosotros en el grupo parlamentario del partido sinaloense, nosotros como comisión política nos queda clarísimo que el camino para el desarrollo de Sinaloa, de México pasa forzosamente por la educación, si no tienes las mínimas condiciones para la educación básica, para el acceso a la educación superior, evidentemente la situación en nuestro país de desarrollo hablando en términos económicos, en términos de educación, culturales hasta deportivos no va a cambiar”.
Luego sentencia, “porque en la escuela no nada más se aprenden las letras y los números, no nada más se realizan labores académicas, en la escuela se forman ciudadanos”.

La entrevista tiene término, pero la plática sigue acompañada de frutas con yogurth, por aquello de la dieta.

 

Quizás también te interese