Gamboa y Beltrones se disputan el Gran Dedo

Construyeron “mayorías” prometiendo candidaturas a granel

En el movedizo pantano de la política electoral, los candidatos a puestos de elección popular no pueden cantar victoria hasta que tienen en sus manos la constancia de mayoría -o lo que se le parezca-, expedida por autoridad competente, y aun así…
A bote pronto, nos vienen a memoria los nombres de Ramón Aguirre Velázquez (Guanajuato) y Fausto Zapata Loredo (San Luis Potosí), ambos priistas. Habiendo sido proclamados gobernador por los congresos de sus estados, terminaron con sus despojos en el basurero de la historia. Ahí los mandó Carlos Salinas de Gortari, quien aún se resiste a acompañarlos en ese inmundo habitáculo.
Vale tener presente ese dato cuando vemos a febriles precandidatos a todo lo que se mueva, que hablan seguros de que ya están en el sillón principal de algún palacio de gobierno o de perdida en uno parlamentario.
Y es que los padrinos oficiosos u oficiales de tales pretensos, llámense caciques de coordinaciones parlamentarias o jefes de sus propios partidos, dan virajes “de última hora”, según sople el viento la veleta, y de última hora les tumban el velo a los ingenuos: ¡Lástima, Margarito!

Ya se sienten amarrados para 2015

Pongamos por caso a algunos legisladores federales. Éstos han vendido su interesada “lealtad” al coordinador en turno (sea de las siglas partidistas que sean) a cambio la bendición ofrecida para su siguiente posicionamiento electoral.
Ilustremos algunas expectativas, que al final del día pueden resultar falsas: Se aproxima el cambio de gobernador en Colima, Querétaro, Nuevo León, Sonora, Michoacán y San Luis Potosí.

El borrachales Jorge Luis Preciado

Hace meses -en el Senado-, su correligionario Jorge Luis Preciado le dio golpe en la coordinación de la bancada del PAN, al calderoniano Ernesto Cordero Arroyo. Al servicio del Facto por México, Preciado ha ido a todas en las reformas constitucionales y las leyes secundarias, particularmente en los temas de reforma electoral, petróleo y telecomunicaciones. El coordinador azul ha llegado a enmudecer a sus pastoreados cuando éstos han intentado alguna reserva a los dictámenes respectivos.
Es que el priista Emilio Gamboa Patrón le tiene ofrecido su apoyo para la candidatura a la gobernación de Colima.
En la misma Cámara alta, el yucateco Gamboa Patrón ha rendido por parejo al panista Héctor Larios Córdova y a la priista Claudia Artemiza Pavlovich Arellano.
El primero se ha movido generalmente en bajo perfil desde la etérea Comisión Especial de Análisis y Seguimiento de las Finanzas Públicas (que lo acerca a Luis Videgaray) pero igual está presto a dar su voto “para lo que sea”, según la línea. La segunda ha tenido juego en la asediada Comisión de Educación y en la controvertida Comisión de Comunicaciones y Transportes. A ambos y en dosis iguales, Gamboa Patrón les ha adelantado su espaldarazo para Sonora. Sucesión de Guillermo Padrés Elías.

Entre Gracia Guzmán y Gutiérrez de la Garza

En el propio Senado, Gamboa Patrón ha empleado como peones de brega al senador Raúl Gracia Guzmán (PAN, de mayoría) y a la priista Marcela Guerra Castillo. Los dos quieren Nuevo León.
Pero, en esa lid, Gamboa Patrón pretende jugarle las contras a su compadre parlamentario tricolor Manlio Fabio Beltrones Rivera, quien se la tiene prometida en la misma entidad al priista Héctor Humberto Gutiérrez de la Garza, tan dócil en la Comisión de Comunicaciones de San Lázaro, que sacó recientemente, “a güevo”, las secundarias en la materia.

Le crecen los enanos a Cocoa Calderón

Para Michoacán, Gamboa Patrón se ha abierto de plano por la panista Luisa María Calderón Hinojosa (segunda vuelta) a la que le ha dado juego, si bien discreto, en la Permanente y algunas comisiones de dictamen. A Cocoa le han crecido los enanos purépechas. Hace unos meses, Servando La Tuta Gómez, fundador de La Familia Michoacana, la balconeó, imputándole relaciones con Los caballeros templarios entre 2006 y 2011, durante el sexenio de Felipe Calderón.
No es ese el mayor trance de Luisa María. La semana pasada, el azul coordinador de la campaña reeleccionista de Gustavo Madero Muñoz, el ex senador Marko Cortés lanzó una carta pública pidiendo a sus correligionarios su voto para su precandidatura para 2015.

Beltrones se la tiene ofrecida a Silvano

Como en el caso de Nuevo León, en Michoacán juegan vencidas los priistas Gamboa Patrón y Beltrones Rivera. En las dos pasadas legislaturas, desde el Senado, el sonorense le dio calor a su compañero de escaño pero no de partido, el perredista Silvano Aureoles Conejo, al que dejó en la vera del camino el malogrado Fausto Vallejo.
Con vistas al 2015, Beltrones Rivera le agenció a Silvano la presidencia de la Junta de Coordinación Política de San Lázaro como plataforma hacia el Palacio de Morelia. Pero a Silvano le falta el voto de un sinodal: El del “líder moral” del PRD, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, quien siente Michoacán como feudo propio.
Aunque la perspectiva de Puebla requiere un poco más de tiempo, Gamboa Patrón le ha dado bola al fascista Javier Lozano Alarcón, quien desde la presidencia de la Comisión de Comunicaciones y Transportes le hizo todo el trabajo sucio a Televisa. Topa el impresentable Lozano Alarcón con la enorme y sólida pared de Rafael Moreno Valle (ahijado de Elba Esther Gordillo Morales), quien ha montado todo el entramado para sacar adelante una candidatura local con “su fierro”.

Un cabeza rapada para Querétaro

Beltrones Rivera construyó una imagen nacional al cabeza rapada Ricardo Anaya Cortés, al hacerlo presidente de la directiva de la Cámara de Diputados, puesto desde el que operó las reformas constitucionales de 2013, y solapó los moches urdidos por el coordinador de la bancada azul, Luis Alberto Villarreal. Madero Muñoz lo hizo segundo de la jefatura nacional del PAN en la secretaría general. Quiere Anaya Cortés Querétaro 2015, que apenas hace cuatro años recuperó el PRI con José Calzada Rovirosa.
Son botones de muestra, nomás, para saber cómo se han planchado los votos de la oposición para sacar adelante la agenda del Facto por México: A cambio de los premios tasados en candidaturas de quienes tienen peso y pesos para construir transitorias y entreguistas mayorías en el Congreso de la Unión.

Se le acaba el agua al bule de Beltrones

En esa asignatura, Gamboa Patrón y Beltrones Rivera actúan como si -en materia de candidaturas futuras- tuvieran, de veras, la decisión final autónoma, al margen de lo que Enrique Peña Nieto mande a César Camacho Quiroz.
Sobre Beltrones Rivera, Gamboa Patrón lleva una relativa y caso ilusoria ventaja: Al bule del sonorense se la acaba el agua prácticamente el 30 de abril de 2015. Hasta el 31 de agosto, San Lázaro sólo será instancia de trámite para instalar la LXIII Legislatura.