Urge Central Camionera en Guasave

Operan 12 líneas en forma dispersa

Guasave, Sin.- Con más de 12 líneas operando en forma dispersa en la cabecera municipal, aun no se tiene aquí una central general de autobuses, de forma que los viajeros usan terminales individuales diseminadas por el bulevar Central de esta ciudad que, además de presentar una imagen de atraso a los ojos de visitantes, no prestan ningún servicio público ni contribuyen al desarrollo turístico de Guasave.

Transportes del Pacífico, Transportes Elite, Norte de Sinaloa, Transportes Guasave, ADG, Tres Estrellas, Autobuses del Pacífico, Tufesa, Tim , ACN, de Guamúchil y otras tienen sus propios locales.

Se han hecho intentos infructuosos para construir aquí una central camionera, pero ni las líneas transportistas ni las autoridades de Gobierno se han puesto de acuerdo para desarrollar el proyecto de una central única que debiera ser de inversión con capitales de orígenes privado y oficial

Intento infructuoso de Raúl Inzunza

En el año 2003, cuando Raúl Inzunza Dagnino era presidente municipal de Guasave, el Ayuntamiento y la constructora Mocorito iniciaron la construcción de lo que se esperaba, fuera una moderna central federal camionera, donde se concentraría a las líneas de transporte que operan en la ciudad de Guasave.

Se empezó fuerte, pues a una semana de colocada la primera piedra, ya estaba instalado el armazón metálico del área de andenes, y ya se había pavimentado un extremo de los patios.

Pero empezaron los problemas legales con voraces dirigentes del ejido Guasave y los terrenos de la central, algunas cuatro hectáreas, quedaron bajo pugna, por lo que al cabo de un mes, la obra ya había sido suspendida.

En la administración municipal siguiente, la de Domingo Ramírez, nadie se acordó de la terminal de camiones, que estaba aparejada al Megaproyecto Guasave, y se le dio prioridad al entubado y pavimentación del canal Diagonal.

Hoy, la central luce como un montón de fierros oxidados, que poco a poco se pudren bajo las inclemencias del tiempo; se echa a perder una inversión de varios millones de pesos.

Desde el primer día la constructora Mocorito contrató a un velador, Juan Manuel León Campas, quien desde entonces lidia con ladrones de cobre y de fierro viejo, que insisten en deshuesar por las noches el triste cascajo.

Incluso, ha habido quienes le ofrecen dinero a cambio de los fierros, pero a todos se ha negado, pues su trabajo es, precisamente cuidar que no se los lleven.

Mientras la truncada central se oxida y enmaraña, en Guasave operan terminales en forma dispersa, y los camiones de ruta federal invaden el sector norte de la ciudad, causando frecuentes caos viales.

Los usuarios que no encuentran pasaje en una de la líneas, se va a otra y a otra, recorriendo vasto tramo del bulevar Central, con las inconveniencias que ello implica para los que portan equipaje.

Tampoco tienen acceso a teléfonos públicos, oficinas de Gobierno, módulos de orientación, servicios sanitarios, restaurantes o comercios donde adquirir artesanías o artículos básicos

Autobuses causan serio daño a bulevares

Además de ser una necesidad relacionada con el desarrollo y el progreso de Guasave, la construcción de una central camionera en el sector norte de la ciudad acabaría, de tajo con el deterioro acelerado de calles, avenidas y bulevares ubicados entre la carretera Internacional y las 10 terminales de autobuses que operan en las inmediaciones del Panteón Municipal.

El paso constante de camiones de pasajeros, con peso de decenas de toneladas, causa constante daños en las carpetas de los bulevares Romualdo Ruiz, Insurgentes y Central, además de las calles adyacentes, como la ubicada detrás del parque Hernando de Villafañe

Ello obliga a la comuna a la reparación y bacheo constante de esas vialidades, donde las alcantarillas y atarjeas y tomas de tormenta llegan a hundirse y a doblarse con el paso de esas unidades de pasajeros.

Además, la circulación vehicular también se vería beneficiada sin la entrada de autobuses a la ciudad de Guasave, dado que ocupan el espacio de tres o cuatro carros chicos, son más lentos y circulan por rúas que no fueron diseñadas para unidades pesadas.

Guasave no será una ciudad moderna mientras no tenga una central camionera debidamente ubicada y equipada.